autoconciencia, bienestar, coaching corporal, cuerpo mente, emociones, Estilo de vida, movimiento, salud, Sin categoría

En pocas palabras…

autoconciencia, bienestar, coaching corporal, cuerpo mente, emociones, Estilo de vida, movimiento, salud

Feldenkrais y Ciencia

Con el desarrollo de su método, Moshé Feldenkrais ha hecho que muchos hallazgos científicos sean fructíferos para la vida cotidiana. Él mismo encontró un eco mixto en su vida en el mundo de la ciencia. Muchos apreciaron su trabajo, incluidas personalidades destacadas como el investigador cerebral Karl Pribram, la antropóloga Margaret Mead y el cibernético Heinz von Föster. Pera otros, lo consideraban un físico que había cruzado la fina línea hacia la irracionalidad, lo que lastimó mucho a Feldenkrais. Los logros prácticos de su método eran innegables, pero siempre ansiaba el reconocimiento oficial del mundo académico.


Comprometidos con la ciencia como método de aprendizaje somático.
La investigación de hoy confirma su creencia de que el aprendizaje orgánico siempre es posible independientemente de la edad. Las teorías sobre la autoorganización de los sistemas están cada vez más en discusión; una visión que ha sido defendida por el ingeniero de cibernética Feldenkrais desde el principio.
La importancia que Feldenkrais atribuye al movimiento está ganando cada vez más seguidores en la investigación psicológica, así como la suposición de que el movimiento necesita un contexto de acción significativo. Las neuronas espejo, que se discuten mucho hoy en día, parecen ser una validación de su hipótesis sobre la importancia de la atención y la imaginación en el aprendizaje y el desarrollo humano.
Feldenkrais se estableció en años posteriores mediante un compromiso intensivo con contemporáneos como Milton Erickson, Ida Rolf, Heinz Jacoba, Gl Gurdjieff, entre otros.

Unidad de cuerpo y mente.
El hecho de que el cuerpo y el alma forman un todo inseparable en la función de la vida, un tema básico en el estudio de Feldenkrais, es confirmado, por ejemplo, por la investigación moderna del cerebro. El neurólogo de renombre internacional A. Damasio demuestra de manera impresionante que cada experiencia, incluído el pensamiento, se remonta a las sensaciones físicas y que hay una influencia mutua.
El aprendizaje cambia al cerebro «hace unos años, ningún investigador cerebral podría imaginar que lo que estamos experimentando podría cambiar la estructura del cerebro. Hoy, la mayoría de ellos están convencidos de que las experiencias de la vida están estructuralmente ancladas en el cerebro». (Gerald Hüther, neurobiólogo).
El aprendizaje altera las conexiones entre las células nerviosas llamadas sinapsis. Aunque esta habilidad es más intensa durante los primeros años de vida, permanece viva durante toda la vida. La capacidad de aprendizaje permanente, basada en la enorme plasticidad del cerebro, es uno de los pilares del método Feldenkrais.
El aprendizaje exitoso ocurre a través del compromiso activo con el medio ambiente. El método Feldenkrais se basa en la forma de expandir sus propias habilidades independientemente de la edad y el uso en situaciones actuales.

Sistemas autoorganizados
Sugerencias importantes para una compresión integral del aprendizaje y el movimiento provienen de la teoría de sistemas. La idea central de esta teoría es que, bajo ciertas condiciones, los sistemas vivos se crean, regulan y mantienen, por lo que no son determinables desde el exterior. Influír en un sistema significa iniciarlo y estimularlo, pero no poder controlarlo.
Los maestros de Feldenkrais no «imponen» una solución por parte de sus alumnos, sino que tratan de comprender la lógica del sistema de sus clientes e iniciar soluciones útiles y sistémicas.
Pramling Samuelsson pudo demostrar en un estudio sueco cuán importantes son los errores y las variaciones para los procesos de aprendizaje exitosos: los niños aprenden a manejar una pelota mejor y más rápido cuando crecen y el peso de la pelota, así como la distancia a la canasta y el ángulo de lanzamiento, cambiaron. «Para adquirir esta habilidad es necesario estar al tanto de todos los aspectos y poder considerarlos al mismo tiempo».

Autoperceptción
Ya en 1949, Feldenkrais enfatizó la importancia central de la propiocepción, es decir, el sentido de autopercepción. Esta evaluación ahora es compartida por numerosos científicos del movimiento.
«Sostengo que un cerebro sin funciones motoras no puede pensar, o al menos que la continuidad de las funciones mentales está garantizada por las funciones del motor apropiadas». (M. Feldenkrais).

El significado del movimiento
La importancia central del movimiento para las funciones cognitivas está cada vez más demostrada por los resultados de distintas investigaciones. El biocibernético H. Cruse cree que es la capacidad de controlar el movimiento lo que permite pensar en organismos complejos. Para realizar una tarea que permita múltiples soluciones y entre las cuales se debe tomar una decisión, el organismo primero debe ser capaz de crear una imagen corporal interna.
Este modelo corporal probablemente sirve no solo para la planificación de movimientos y acciones, sino también para la percepción. Incluso podría ser la base para el surgimiento de la conciencia.

Movimiento en un contexto significativo
Hasta ahora, se pensaba que nuestra corteza cerebral contiene una especie de plano del cuerpo, el llamado homúnculo. El neuropsicólogo Michael Graziano, de la Universidad de Princeton, publicó en la revista «Neuron» un estudio que sugiere que las células nerviosas de la corteza controlan movimientos complejos, como el agarre de un vaso de agua, y no solo los músculos individuales.
Esto confirma la suposición de Feldenkrais de que el movimiento necesita una dirección, un contexto significativo en el que se integra.
Los maestros de Feldenkrais saben que es importante aprender a mirar a su alrededor, a ver realmente algo y no a girar solo como ejercicio físico. La inclusión de una clara intención y dirección de movimiento expande el espacio de movimiento más allá de los límites físicos. En las lecciones de Feldenkrais, los brazos se extienden hacia el techo, la pelvis gira en diales imaginarios, creando las imágenes más diversas imaginables, porque suponemos, y la experiencia de nuestra práctica parece confirmar esta suposición, que solo el movimiento dirigido le dará al sistema nervioso una «óptima» respuesta de movimiento requerida.

Atención e imaginación
«Sin nuestra atención, el cerebro no se mueve. Ya tiene suficientes habilidades útiles para que cambie sin causa». (Anne Pycha, escritora científica)
En el método Feldenkrais, realizar un movimiento sin atención no tiene sentido. No el movimiento como tal, sino la dirección, el refinamiento y la ampliación de la atención constituyen la clave para un cambio sostenible. Para mejorar los movimientos, por lo tanto, a menudo se trabaja solo en la imaginación.
Algunos estudios recientes prueban que esto puede ser incluso más exitoso que la práctica real, incluido uno reciente de la Cleveland Clinic Foundation: el poder de un dedo creció un 35 % por el simple movimiento de la imaginación (Prevention Magazine, abril de 2002).


Por lo tanto, muchas investigaciones nuevas de diversos campos parecen no solo confirmar las hipótesis de Moshé Feldenkrais, sino también mostrar de manera impresionante cuán avanzado estaba en muchos pensamientos de su tiempo.

autoconciencia, bienestar, coaching corporal, cuerpo mente, emociones, Estilo de vida, movimiento, salud, Sin categoría

Feldenkrais… ¿Felden qué?

Feldenkrais es autoconciencia a través del movimiento.

La autoconciencia en movimiento abre un camino como proceso para el reconocimiento de uno mismo, donde la acción se integra con el pensamiento, la emoción y la percepción.

El encuentro con nuestra esencia nos abre a reconocer el cómo y el por qué de nuestras construcciones, para volver a elegirnos desde las pequeñas formas cotidianas hacia nuevas y desconocidas opciones, con plenitud y libertad.

Somos los diseñadores de nosotros mismos y esto se refleja en la manera de poner en marcha nuestras capacidades, la forma de nuestros vínculos, el ejercicio de ser saludable en las alternativas que la vida nos presenta.

Feldenkrais propone una manera integradora de volver a ser vital a través de un movimiento diferente, sin juicio, sin exigencia, sin estar condicionado a los mandatos que cargamos como estructura histórica y condicionante, para volver al descubrimiento de la primera infancia, curioso y sorprendente.

Así la vida no tendrá el límite de lo que creemos impreso en nosotros para siempre, sino despiertos en la habilidad de existir de acuerdo a nuestros propios sueños.

El dolor, la disfunción, la restricción, las lesiones, se comprenden como resultante de un uso exigido de nuestro cuerpo, muchas veces desconectado de lo que somos en nuestra totalidad.

Explorar, reconocer, conectar, integrar, diferenciar y optar son formas de un nuevo movimiento liberador y poderoso.

autoconciencia, bienestar, coaching corporal, cuerpo mente, emociones, Estilo de vida, movimiento, salud, Sin categoría

ATM

Una propuesta de crecimiento, cambio y evolución










Autoconciencia a través de movimiento

Las tensiones y dolores son una manifestación de la necesidad de cambios en la conexión con nosotros mismos y un diferente enfoque en la interacción con el mundo que nos rodea.

Las limitaciones en el crecimiento y la expansión, por más allá de las dificultades de nuestras capacidades, están fuertemente arraigadas en las creencias que tenemos acerca de nosotros mismos.

Creemos que somos como somos, que estamos destinados a permanecer en el contexto de lo que creemos ser, y vamos anulando así nuevas sensibilidades, sensaciones y percepciones. Nos estacionamos en un marco de pensamiento y movimiento que actúa como un freno al despliegue de nuestras capacidades.

“No pretendo cuerpos flexibles sino cerebros flexibles. El propósito de mi método es devolver a las personas su dignidad humana”.

Moshé Feldenkrais

Para llegar a descubrirnos en un nuevo repertorio de recursos, FELDENKRAIS propone múltiples recorridos:

  • Estar presentes en uno mismo, conectados, en paz, escucha y reconocimiento interno.
  • Desarrollar una agilidad corporal y mental donde esté activa la conciencia.
  • Estar guiados por la exploración y la curiosidad.
  • Habitar el cuerpo y transitar la vida con alegría y optimismo vivencial.
  • Reconocer que los nudos y los enredos que nos habitan son la causa de nuestros patrones de acción y que cambiando, comprendiendo y eligiendo nuevos repertorios somos los autores de un nuevo bienestar.
  • Descubrir que podemos tener un cerebro flexible en un cuerpo inteligente.
  • Comprender que somos los verdaderos educadores de nosotros mismos en el desafío de nuestro tiempo, nuestro espacio y la autovaloración.
  • Contemplar que la imaginación de nuestro potencial ya es una forma de ponerlo en marcha.
  • Percibir que una mirada respetuosa y amorosa hacia nuestro interior también deja saber acerca del respeto y el amor hacia los demás.
  • Poner presente un cuerpo vivo y disponible para nuevos proyectos, sueños y recorridos.

Irma Liberdinsky, pedagoga Feldenkrais.
Acreditada por International Feldenkrais Federation
Paris-2002